Facebook
Twitter
Google Plus
LinkedIn
Forbes_es:

Prosumer, el nuevo consumidor online

Core Business
Las empresas tienen que invertir cada vez más y más tiempo en satisfacer las necesidades de los clientes. Ya no basta exclusivamente con vender un producto u ofrecer unos servicios, sino que a su vez hay que tener la garantía de que cumplen sus expectativas ya que sus opiniones negativas pueden hacer fracasar a la empresa.
1 septiembre 2014
Fran Méndez

Internet ha facilitado la comunicación entre los diferentes usuarios de un mismo producto. Ya no nos conformamos solamente con saber si el rango precio/calidad es bueno, sino que además queremos saber qué opinan otros usuarios y si realmente les ha gustado o no. Esto se puede observar claramente con los destinos turísticos, los hoteles o cualquier empresa que trabaje en este sector ya que solemos invertir mucho dinero por lo que queremos garantizarnos unos servicios apropiados.

Por ello, la empresa Lynkoo, especializada en crear tiendas virtuales, ha denominado a este nuevo consumidor como Prosumer: anagrama que proviene de consumidor y productor. Según dicha empresa, "es aquel individuo capaz de generar contenido, comentarios y opiniones respecto a una empresa y a sus productos y servicios. Es aquel consumidor inquieto que no se conforma con la información que le llega de la misma empresa, sino que busca por sus propios medios contenidos para complementarla."

Existen muchas características o rasgos propios de los ‘prosumers’, aunque generalmente se diferencian por informarse sobre las diferentes alternativas, recurrir a foros de Internet o incluso realizar consultas a las propias empresas para saber más detalles sobre los productos que quieren comprar. Por eso, es muy relevante para las empresas que quieran tener una buena audiencia en Internet, mantener a los clientes satisfechos e incitarles a proporcionar su opinión en las redes sociales o en la propia página web. Esto suele incrementarse con rankings elaborados por ellos mismos en los que pueden demostrar la satisfacción de los clientes con sus servicios.

No obstante, no sólo basta con tener buenas opiniones dentro de nuestra propia página web para incitar a estos nuevos clientes. "Ya no se fían de los datos que les proporcionan las marcas, así que buscan otros medios de información para conocer al producto y la filosofía de la marca", se aclara desde Lynkoo y añade que "muchas empresas ya han aprovechado la predisposición de participar de esta clase de consumidores para realizar acciones de marketing enfocadas en generar una imagen positiva de la empresa en las redes sociales." Es por ello por lo que una buena relación entre el cliente y la empresa se ha convertido esencial hoy en día.
Forbes Radio