Facebook
Twitter
Google Plus
LinkedIn
Forbes_es:

7 razones por las que hacer voluntariado

Life
Si aún no has incluido tus horas como voluntario en tu currículum, te invitamos a hacerlo. No solo porque las empresas valoren o no ese trabajo, sino porque es un empleo no remunerado en el que no solo ayudas a los demás, también a ti mismo.
28 noviembre 2014
Raquel Martín

Puedes adquirir muchísimas competencias haciendo voluntariado. No solo muestra que eres una persona que se preocupa por los demás, y que seguramente funcione bien en un equipo por su voluntad de ayudar. Si no porque en el voluntariado se realiza un esfuerzo que también debe ser valorado como experiencia profesional.

El voluntariado es bueno para los demás, pero también para uno mismo. En la Facultad de Educación y el Departamento de Psicología la Universidad de British Columbia, en Canadá, se ha mostrado, tras una investigación, que el voluntariado es bueno para el corazón de los que lo realizan. Ahora, os vamos a mostrar 10 razones con las que seguramente te sentirás identificado si eres voluntario. Y si no lo eres, seguro te animarán a hacerlo.

1. Simplemente por ayudar a los más necesitados (y deberíamos quitar el "simplemente"). Seguramente sea la primera razón por la que todos se apuntan a un voluntariado, pero no es la única.

2. Refuerza la autoestima. No solo por sentirte bien ayudando a los demás. También sentirás cómo las personas a las que ayudas o los compañeros que conoces te valorarán por tu esfuerzo.

3. Formar parte de la historia. Cada vez que se apruebe una nueva ley, o se tome una nueva medida que ayude a los desfavorecidos. Tú habrás puesto tu granito de arena para que eso se haga realidad.

4. Cuidar el medioambiente. No solo existe voluntariado para ayudar a personas, también a la naturaleza.

5. Aprender a relacionarte. En el voluntariado conocerás a gente nueva, y si tienes problemas con las relaciones personales, te ayudará a abrirte a los demás. También ensayarás para futuros trabajos en grupo.

6. Introducirte en el mercado laboral. Aunque el voluntariado no está remunerado, puedes realizar tareas que tengan relación con tu carrera u oficio, eso te ayudará a coger práctica para futuros trabajos.

7. Aprender empatía. Como publicamos en el artículo "Por qué quiero que mis hijas aprendan empatía en vez de chino", la empatía debería ser esencial en nuestra educación. Y aún no se le otorga la importancia que realmente debería tener.
Forbes Radio