Facebook
Twitter
Google Plus
LinkedIn
Forbes_es:

¿Cómo el Big Data ayudó a Obama a ganar?

Meeting Point
Las elecciones presidenciales en Estados Unidos se han convertido en un momento seguido a nivel mundial. Conocemos a los candidatos a las primarias y a todos los que compiten para llegar a la Casa Blanca como si de España se tratase. Sin embargo, y aunque fue un hito histórico, la victoria de Obama no fue determinada por la casualidad, sino que hubo un proceso matemático realmente importante a las espaldas.
3 septiembre 2015
FRAN MÉNDEZ
El ‘Big data’ es un sistema de representación de datos que recoge una gran cantidad de información que será utilizada para un estudio posterior. Esta información puede utilizarse desde un aspecto empresarial (como el análisis de las redes sociales) hasta un aspecto más deportivo (para aplicaciones móviles como Garmin o Nike+) o incluso para la investigación sanitaria (como la investigación llevada a cabo por Conservation International, la cual ha situado 1.000 cámaras a lo largo de diversos bosques para estudiar el comportamiento de la fauna).

Sin embargo, este almacenamiento de información masiva no había sido utilizado anteriormente en campañas políticas. Fue Obama en 2012 el primer candidato a unas elecciones presidenciales que decidió utilizar una combinación de la base de datos analíticos HP Vertica MPP con modelos predictivos, con la finalidad de obtener un mayor margen de competencia frente a sus rivales.



Pero, ¿cuál es la intención principal de usar este mecanismo? Conseguir convencer a los posibles votantes y asegurarse los votantes pasados. Tras multiplicar por cinco el número de trabajadores destinados a este proyecto, el equipo de campaña de Obama decidió recopilar toda la información que los ciudadanos estadounidenses publicaban en la red. Así podían saber quién estaba a favor de qué medidas y quién no, mejorando de esta manera sus propuestas y su enfoque.

Destacó además por conocer mejor a los diferentes segmentos en los que sus votantes estaban divididos, especialmente a aquellos sectores más indecisos, y poder convencerles en los medios en los que prevalecían. Por ejemplo, decidieron anunciarse en las pausas publicitarias de Walking Dead o en la revista Reddit, ya que ahí se encontraban los segmentos a los que tenían que convencer.

Otro uso que tuvo el ‘big data’ en estas elecciones históricas fue para lidiar con el complicado estado de Ohio gracias a la geolocalización, conociendo cuáles son las inquietudes de sus habitantes y sabiendo utilizarlas. Y no sólo para saber en qué mejorar, sino también para saber en qué publicidad invertir. Por ejemplo, la cena de George Clooney con el actual presidente de Estados Unidos llevó a las mujeres de entre 40 y 49 años a invertir más en la campaña electoral. Toda una hazaña histórica para una campaña inolvidable.
Forbes Radio