Facebook
Twitter
Google Plus
LinkedIn
Forbes_es:

3 errores que hacen los CEOs con sus equipos ejecutivos

Core Business
El equipo de ejecutivos es la unidad más importante de una empresa. Estos mantienen una relación simbiótica con los CEOs, intentando forjar esa cooperación necesaria para cualquier organización que pretenda llegar a tener éxito. Sin embargo, es tarea del CEO construir el equipo adecuado y saber gestionarlo con eficacia. Aquí hay tres errores que hacen los CEOs con sus ejecutivas y cómo evitarlos.
17 febrero 2017
ELENA MORENO

1. No tener la gente adecuada en el equipo. Según un informe, el número de personas que conforman los equipos ejecutivos de las compañías ha aumentado a una media de diez, frente a los cinco de promedio que había en los años 80. Pese al nuevo vicio de los CEOs de rodearse de personas en dicho órgano, lo cierto es que los expertos recomiendan no contar con más de siete consejeros ejecutivos. Liderar un equipo con más personas se vuelve demasiado difícil de manejar y genera el caldo de cultivo perfecto para los conflictos o el desentendimiento de alguno de los miembros.

Para empezar, las funciones correctas deben ser representadas, incluyendo las de marketing, finanzas e I + D. Las funciones a menudo descuidadas de las que el CEO debería estar siempre pendiente tienen en cuenta la experiencia del cliente, los recursos humanos, y la estrategia. Los CEO deben tener un ejecutivo centrado en la satisfacción del cliente, libre de cualquier objetivo de ingresos. Cada cliente debe saber a quién llamar cuando necesitan ayuda, y esos empleados deben estar facultados al más alto nivel para resolver casi cualquier problema.

Por otra parte, el jefe de recursos humanos debe tener una estrecha relación con el CEO. Demasiadas organizaciones entierran la función de recursos humanos bajo un CFO u otro ejecutivo. A menudo se trata a los Recursos Humanos como una función de costos en lugar de un área de ventaja competitiva estratégica.

Tecnólogo jefe / estratega. Otro papel que veo infrautilizado es el de responsable de tecnlogía o estratega, dependiendo de la naturaleza del negocio. El propósito de este papel es tener a alguien enfocado en posibles desarrollos futuros en la industria. Los miembros del equipo ejecutivo a menudo están tan involucrados en la operación diaria del negocio que no pueden ver los cambios que vienen en el mercado hasta que sea demasiado tarde.

2. No tratar a todos de manera razonable. Encuentra una manera de pasar tiempo de calidad con cada miembro de su equipo ejecutivo, no solo uno o dos de entre todos ellos. Esto ayudará a evitar las rivalidades departamentales antes de que se desarrollen, y los ejecutivos confiarán en usted y cada uno más. Serán más propensos a plantear las preocupaciones que deberías conocer o resolver los conflictos que se presentan.

Asegúrate de que todo el equipo se reúna regularmente para alentar el debate y el intercambio de ideas entre ejecutivos y resolver los problemas como un equipo bien formado y unido. Facilita una conversación abierta con todos en la sala, donde la gente se sienta cómoda sacudiéndose las preocupaciones y reconociendo los problemas que se presentan. Esto te ayudará a ser visto como un elemento imparcial encargado del arbitraje. También te ayudará a tomar mejores decisiones entre los departamentos.

3. No gestionar activamente los conflictos y las compensaciones. Algunos conflictos en una organización son naturales e incluso saludables. La pregunta para el CEO es cómo maneja esta tensión cuando se produce. Una de las cosas más difíciles de enseñar a los nuevos ejecutivos es trasladar de inmediato cualquier conflicto interdepartamental hacia el CEO. Hasta los mejores jefes piensan a menudo que es su responsabilidad resolver estos problemas sin involucrar al mando más alto.

El problema es que el CEO es la única persona que puede - o debe - mediar en conflictos y equilibrar recursos escasos, especialmente capital y equipo humano, en toda la organización. Si un conflicto puede ser resuelto rápida y fácilmente a través de la colaboración y la cooperación entre los departamentos, es una buena señal; pero a menudo, los ejecutivos terminan con una desunión inquietante en la que ninguno de los dos lados se siente a gusto.

Es la labor del CEO tomar decisiones difíciles y propiciar negociaciones a toda velocidad, de una manera se devuelva la confianza al equipo ejecutivo. Cuanto más rápido resuelvan estos conflictos, mejor para todos. La forma en que construyes tu equipo ejecutivo y diriges tu tiempo, energía y enfoque en liderarlos, tendrá un gran impacto en su organización. Evitar estos errores mejorará la salud de su equipo, la calidad de las decisiones que tomes y los resultados que obtengáis juntos.
Forbes Radio