Facebook
Twitter
Google Plus
LinkedIn
Forbes_es:

“Siempre vamos a estar del lado del usuario”

Meeting Point
Más de 350.000 personas dan gracias a Fintonic diariamente por permitirles llevar sus cuentas al día. Recomendaciones sobre préstamos, históricos de gastos o alertas de recibos duplicados son algunas de las herramientas que esta aplicación pone a disposición del usuario para que gestione mejor sus finanzas. Su cofundadora, Lupina Iturriaga, promete más novedades en los próximos meses.
17 febrero 2017
PABLO GONZÁLEZ PORTELA



Lupina Iturriaga tenía muy claro que su objetivo era trabajar en el ámbito financiero, pero siempre muy cerca del usuario. Por ello, tras varios años trabajando en Banesto y después de una experiencia laboral en Nueva York, decidió emprender y crear IDEON. A través de esta consultora diseñaba productos a cajas y bancos. Iturriaga seguía estando demasiado lejos del usuario. Lo resolvió creando Fintonic junto con su colega Sergio Chalbaud hace cinco años. Hoy podríamos decir que acompaña al usuario en su móvil, ayudándole a saber en qué se le va el dinero. "Fintonic te simplifica tus finanzas y te ayuda a tomar mejores decisiones de gasto", asegura la emprendedora. Aunque resulte raro, a ella tampoco le daban las cuentas antes de la creación de Fintonic.

-La primera pregunta es obligada. ¿En qué se nos va el dinero?

Tenemos estudios sobre esto. Por ejemplo, de los 1.500 euros de gastos fijos que puede tener de media un usuario, unos 400 euros son de hipoteca, 300 euros al mes los suele gastar en efectivo, 200 euros en el supermercado, etc. Como ve, Fintonic es una empresa de datos. De hecho, yo me he convertido en una mujer de datos. Continuamente estamos analizando cuál es el perfil de consumo de la gente, qué sueldos tiene, qué banco le cobra más, el posicionamiento de las aseguradoras, etc. Nos encanta analizar para luego dar respuesta a nuestros usuarios.

-Por su análisis, ¿podría decirme si somos o no ahorradores los españoles?

No (se ríe). No somos ahorradores. Es una realidad.

-Pero la crisis nos ha obligado a ponernos al día. Sin duda, ha sido uno de los factores clave del éxito de Fintonic. ¿Cómo han asumido ustedes la responsabilidad de ayudar a ahorrar a los españoles?

Nosotros la responsabilidad no la hemos tenido solo en cuanto al tema del ahorro, sino sobre todo en mostrarle las cosas tal como son. Queremos que los usuarios se enteren cuando les pasan un pago duplicado, sepan si han pagado demasiado por un servicio, si están demasiado endeudados... Para ello hablamos la misma jerga, el mismo lenguaje que la gente, tenemos una capa de usabilidad por encima que, además, tiene muchos datos. El conocer al usuario, siendo anónimo en este caso, es también muy importante para darle un servicio personalizado.

-Otro de los factores que han condicionado su éxito ha sido la confianza de los bancos en su idea. Algunas personas del ámbito financiero han apostado por su proyecto de forma directa. ¿Ha sido siempre así esa confianza?

Los bancos no tienen que darnos su confianza. Fintonic es un servicio que es complementario a las instituciones financieras. Muchos bancos nos han visto como una amenaza, pero también como una oportunidad. Los que ofrecen sus productos a través de la plataforma de Fintonic nos ven como una oportunidad porque saben que tenemos la confianza del usuario.

Creo que hay todo tipo de bancos. Algunos sí que intentan poner barreras al campo, pero no la mayoría. La mayoría ya sabe que la banca en unos años va a variar totalmente. Creo que los bancos van a acabar siendo proveedores de producto, pero no van a ser ellos los que lo den. El usuario va a tener la independencia de decidir con quién quiere contratar cada cosa.

-Pero en el momento que asesoran sobre productos financieros, podrían entrar en conflicto con estas instituciones.

Nosotros ya hemos ofrecido muchos productos de banca y no hemos entrado en conflicto. Analizamos y tenemos el compromiso con el usuario de ofrecerle cosas que nosotros contrataríamos si estuviéramos en su misma situación. Yo estoy dentro del comité de producto, y los productos de préstamos o de seguros tienen que ser productos que siempre cumplan unos requisitos. No tenemos ningún interés de casarnos con nadie. Eso nos da la independencia. Siempre vamos a estar del lado del usuario, velando por sus intereses.

-"Tonificar" nuestras finanzas. Ese es el objetivo de Fintonic, poner en forma nuestra economía doméstica. ¿Qué motiva a los usuarios para que no abandonen este particular gimnasio?

Pues siguen yendo porque no tienen que trabajar mucho. Creo que ya no es un gimnasio, sino un spa. Es un centro de yoga donde estás tranquilito y hay alguien que lo hace todo por ti. Fintonic te ayuda con un mundo que es terrorífico, oscuro y que la gente no entiende, como es el mundo de las finanzas.




Foto: Laura Hidalgo García

-Y cuando se trata de finanzas, un elemento clave es llevar la transparencia por bandera. ¿Cómo la garantizan?

Nuestros usuarios han visto la transparencia durante los cinco años que llevamos en Fintonic, ya que siempre hemos estado posicionados a su lado, porque somos también usuarios. Igual que te ofrecemos un préstamo, a lo mejor no te recomendamos que contrates uno porque vemos que no estás bien.

-En su modelo de negocio inicial se encuentra la publicidad personalizada, que ustedes defienden como una forma de recomendar al usuario cómo poder ahorrar en diferentes tipos de gastos. ¿Cómo garantizan que esa publicidad sea una recomendación fiable para ahorrar y no simple publicidad que trata de atraer al usuario?

En Fintonic no hay nada de publicidad convencional porque todo pasa a través de un comité de producto. Si el comité ve que no es un producto que contrataríamos nosotros en la misma situación que el usuario, que no es un producto bueno que le puede ayudar, no entra en Fintonic. De hecho, hemos rechazado a la mayoría de los anunciantes.

-Ahora permiten pedir préstamos en tres minutos a través del móvil o acceder a "los mejores precios de seguros". Parece que al usuario se le ha hecho insuficiente el servicio de su app.

Hemos ido haciendo `testing´ y conociendo cuál es el `feedback´ del usuario. Por supuesto salir fuera de la aplicación para hacer otras cosas no es lo que más le gusta. Estamos viendo en qué productos financieros lo podemos hacer mejor y romper las barreras existentes que molestan al usuario. Por ejemplo, dentro de Fintonic puedes contratar un préstamo en menos de tres minutos, simplemente haciendo una foto de tu DNI. Es muy sencillo. Por otro lado, estamos trabajando en seguros, un sector muy incipiente. No ha salido todavía una sección de seguros en Fintonic, pero es una de las cosas que veremos dentro de poco.

-¿Y eso les permitirá alcanzar el `break-even point´?

Sí, claro.

¿Qué margen cree que tienen para alcanzarlo?

Ese dato no se lo puedo dar.

-Hablaba usted de que al usuario le molesta tener que salir de la aplicación para hacer otras gestiones. Lo han solucionado metiendo más productos en ella. ¿Hacia dónde va a ir esta tendencia?

Fintonic va a resolver muchas más necesidades financieras que tiene el usuario. Hay cosas que no se ven ahora en Fintonic, pero que van a estar dentro de poco. Todo esto siempre va a ir en línea con el producto financiero. Nosotros queremos el servicio financiero ideal. Estamos llevando a cabo un reposicionamiento total de cara a un usuario que vino por una cosa y ahora se va a dar cuenta de que Fintonic puede hacer mucho más.

-Hablando de nuevos planes de futuro, en cuanto al tipo de servicio que ahora ofrecen, ¿se plantean crear un perfil premium para consumidores más exigentes?

Lo hemos pensado, pero todavía no lo hemos aterrizado. Es una herramienta que nos cuesta a nosotros mismos cobrar porque tenemos mucha vocación de servicio, pero sí es cierto que hay algún usuario que prefiere tener algo premium.

-¿Podrían llegar a valorar crear un Fintonic para empresas?

Es un proyecto totalmente aparte. Nos lo han pedido, pero sería lanzar otra empresa, que por supuesto podríamos lanzar, pero que ahora mismo no está en el mapa de trabajo. En los próximos años tenemos que enfocarnos en el usuario, porque hay mucho por hacer. Dentro de muy poco los usuarios verán todo el cambio que vamos a hacer. Son cosas que no tienen precedente en España ni en Europa, y todo es para el cliente final.
Forbes Radio