Facebook
Twitter
Google Plus
LinkedIn
Forbes_es:

Consejos para hablar en público

Life
Tener miedo a hablar en público es más habitual de lo que pensamos. Si eres de los que mostrarte frente a decenas de personas te paraliza, te deja en blanco y eres incapaz de estructurar un discurso coherente, este artículo es para ti. Como tantas otras habilidades, a ser buen orador también se aprende. Anota estos consejos para pronunciar un buen speech.
15 mayo 2017
Soraya Egea

No pienses que eres incapaz de dar un discurso. Cada uno de nosotros pronunciamos discursos cortos todos los días a nuestros amigos y familiares. Son discursos improvisados sobre asuntos cotidianos, puede ser una declaración de intenciones o los planes que tenemos para las próximas vacaciones. Todos ellos tienen una estructura (introducción, desarrollo y conclusión).

Es posible que dar un discurso a familiares y amigos sea más sencillo que hablar frente a decenas o cientos de personas en un auditorio, mientras todas ellas centran su vista y su oído en tu persona. Por ello, preparar el discurso y las circunstancias es importante. Si quieres dar un buen speech sigue estos consejos:

Autoconfianza
Piensa que puedes y sabes hacerlo.

Conoce a tu audiencia
Dedicar unos minutos a conocer los intereses y la misión del público de tu discurso es fundamental para adaptar el mensaje y el código.

El humor déjalo para otro momento
Introducir un chiste en el discuso, lejos de relajar el ambiente, puede resultar inapropiado para tu audiencia.

Menos es más
Elige siempre oraciones cortas que incluyan palabras cortas. No pronuncies frases largas y complejas que obliguen al público a esforzarse más por seguir su discurso.

Ten anotaciones a mano
Realiza un esquema de las ideas que quieres desarrollar y consérvalo cerca para poder mirarlo mientras pronuncias el discurso.

Lleva un objeto en la mano
Si pese a los ensayos continúas nervioso, te aconsejamos que portes en la mano un objeto apropiado a la situación (puede ser un bolígrafo o un objeto similar).

Bebe agua
Este gesto repetido a lo largo del discurso le puede servir para hacer una pausa breve de unos segundos para cambiar de tema o recibir los aplausos del público asistente.

Ensaya
Ensaya frente a un espejo tantas veces como necesites para interiorizar el orden del discurso y posteriormente grábate para poder escucharte y corregir errores.
Forbes Radio